El bruxismo (del griego bryko, rechinar los dientes) es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales. Afecta a entre un 10% y un 20% de la población y puede conllevar dolor de cabeza y de los músculos de la mandíbula, cuello y oído. En muchos casos deriva en un desgaste de las piezas dentales, que a su vez resulta en una pérdida de la altura bucal, con acumulo de saliva en las comisuras labiales e inversión de la curva de la sonrisa.

Desde la clínica dental Crooke & Laguna nos quieren informar de la importancia de la prevención con el uso de una férula de descarga y de los posibles tratamientos cuando ya el desgaste es avanzado.

– ¿Qué es una férula de descarga?

Es un dispositivo de resina acrílica rígida que se coloca en uno de los maxilares normalmente para dormir. Su función es evitar el contacto brusco entre las estructuras dentales, desprogramar la articulación temporomandibular para un ajuste de la oclusión, y así reducir la tensión de los músculos masticatorios y de la musculatura del cuello.

– ¿Hay que llevarla todo el día?

Normalmente no, la mayoría de los pacientes la usan sólo de noche o cuando están en casa, ya que dificulta el habla y no es compatible para trabajar en público. De todos modos, hay que valorar si el bruxismo es diurno o nocturno, o ambos. El diurno normalmente se puede aprender a controlar, pero durante el sueño no sabemos lo que hacemos y hay que usarla para prevenir el desgaste.

– ¿Y si los dientes ya se han desgastado?

En estos casos es importante restaurar la altura de la boca perdida. Esto se hace por fases, primero recuperando la altura a nivel de los molares (con composites u onlays cerámicos), y luego con carillas o coronas a nivel anterior. Siempre intentaremos ser lo más conservadores posible, es decir, usaremos carillas, pero si la destrucción del diente es muy grande, habrá que hacer coronas de recubrimiento total. Y por supuesto, al final habría que colocar una férula de descarga para que no se desgasten o fracturen las nuevas coronas.

Es importante saber que la restauración de la altura bucal hay que hacerla desde los molares, ya que se tiene que recuperar la dimensión vertical en toda la boca, no sólo en los incisivos, ya que en estos casos si sólo tocamos a nivel anterior tendremos continuamente problemas de fracturas. Son casos complejos en los que hay que hacer un estudio minucioso previo con un encerado o proyecto de lo que queremos conseguir.

bruxismo Crooke Laguna