Vivimos una época complicada, y en tiempos difíciles lo mejor es sentirse bien con uno mismo, ya que eso transmite confianza y seguridad ante los demás. La boca ocupa un lugar importante en el rostro, y por ello debe estar cuidada. Una sonrisa agradable y bonita es nuestra mejor carta de presentación. Existen diversos métodos para mejorar nuestra estética, desde la ortodoncia para alinear los dientes, al blanqueamiento dental para dar luminosidad a la sonrisa, o las carillas de porcelana que corrigen defectos en los dientes y restauran su anatomía. Para ello entrevistamos a la doctora Rosa Gómez Laguna, de la Clinica dental Crooke & Laguna.

–¿De qué se encarga la especialidad de estética dental?

–Es la especialidad de la odontología que se encarga de mejorar nuestra sonrisa con diversos métodos. Aunque la queremos clasificar de especialidad, realmente cualquier tratamiento que realicemos en boca debe ser estético. No por ser un diente posterior que se vea menos, debemos hacer un tratamiento menos bonito. En boca todo se debe hacer para imitar al máximo a la naturaleza, es decir para que no se note que llevamos un empaste
o cualquier tipo de prótesis.

–¿Cuáles son las claves para conseguir una sonrisa bella y sana?

–Principalmente una buena higiene bucal usando cepillo e hilo dental a diario, ya que esto es la base para una encía sana. Una persona puede tener los dientes muy bonitos, pero si la encía está inflamada la sonrisa será feísima.

–Y si queremos cambiar el color o la forma de nuestros dientes, ¿qué podemos hacer?

–Para cambiar el color podemos recurrir al blanqueamiento dental, pero si el problema del paciente no es sólo el color sino también desgastes en el esmalte o alteraciones de la forma del diente que afean la sonrisa, lo mejor son las carillas de porcelana que son unas láminas finas de cerámica que se adhieren sobre el diente y sirven para mejorar la forma, color y pequeñas alteraciones de posición en los dientes.

–También he escuchado que se pueden hacer en composite, ¿qué diferencia hay?

–Con composite el tratamiento  es más rápido, puesto que no hay que esperar un trabajo de laboratorio, pero también se tiñe antes con los alimentos, bebidas y tabaco. Por este motivo, hay que estar puliéndolos y reparándolos cada cierto tiempo.Con las cerámicas, la estética es insuperable ya que trabajamos con un técnico de laboratorio que mimetiza a la perfección la translucidez del esmalte y su textura. Resulta imposible distinguir dónde está la carilla respecto al resto de los dientes.

–¿Qué avances hay en relación a la estética dental?

–Sobre todo se ha mejorado en relación a las cerámicas que se usan para las prótesis, para que sean igual de resistentes que el metal y mejoren la estética de forma que sea imposible distinguir una funda de un diente natural.
También ha habido avances en las técnicas quirúrgicas que hacen que la encía que hay alrededor de un implante o de una prótesis, sea correcta para que no se note que hay una prótesis en boca, ya que hoy día muchísimos
pacientes demandan implantes y es una técnica en laque la estética también es fundamental.

Ya comenté que la estética comienza por una encía sana y con unos perfiles correctos, y sin eso no conseguiremos unos dientes bonitos.