La endodoncia es la especialidad de la odontología que se encarga del tratamiento de los conductos radiculares del diente. Consiste en eliminar la pulpa dental (“nervio”), desinfectarla y rellenar los canales con un material biocompatible de manera que selle todo el diente.

En clínica dental Crooke & Laguna se realizan muchas endodoncias pero ¿Por qué se realiza este tratamiento? Existen diferentes situaciones por la que necesitamos que nos realicen una endodoncia. A continuación explicaremos algunos de ellos:

  1. Caries profundas: cuando las caries afectan a la pulpa o nervio los dientes se vuelven sensibles al frio, al calor y a la masticación. Este dolor podrá ser intermitente o constante.

  2. Flemón o fístula (granito en la encía):  estas situaciones ocurren porque la pulpa o nervio afectado por la caries o traumatismo se necrosa, es decir, se producen bacterias que le quitan la vitalidad al diente y pasan al hueso donde se produce la infección.  En estos casos se suelen necesitar la administración de antibióticos y no tiene por qué doler el diente.

  3. Traumatismos: los golpes dentales producen la necrosis del diente y si no se tratan pueden llegar a producir infecciones. En estos casos suelen cambiar la coloración del diente. No importa cuando se produjo el golpe, la sintomatología puede ocurrir en el momento, en el futuro o nunca aparecer.

Otras situaciones en la que podemos encontrarnos después de que nos hayan realizado una endodoncia es la molestia que conlleva los días posteriores al tratamiento ¿Por qué ocurre esto?  La eliminación de la pulpa ocasiona una serie de cambios en el diente. El material que introducimos dentro del diente produce una sensación de “presión” y la eliminación del ligamento periodontal, es decir, el amortiguador del diente ocasiona un proceso inflamatorio que se elimina simplemente con pauta analgésica y antiinflamatoria como pueden ser el paracetamol y el ibuprofeno.

¿Qué cuidados debo tener cuando tengo un diente endodonciado?

Los primeros días después del tratamiento se deberán masticar los alimentos mas duros con la otra parte de la boca. El cepillado dental será el mismo desde el mismo día que se realice la endodoncia.

Para terminar explicaremos que la tasa de éxito de las endodoncias sobrepasan el 90% pero existe ese menos del 10% en la que pueden fracasar.

¿Cómo podemos evitar este fracaso?

Como se ha hablado anteriormente, en los dientes endodonciados el ligamento periodontal desaparece por lo que las fuerzas masticatorias pueden provocar fisuras en el diente. Para evitarlo se deberán cubrir los dientes endodonciados con un material fuerte y a la vez flexible que haga de amortiguador dental, son las coronas o incrustaciones.