Preguntas Frecuentes sobre implantes dentales

El implante es una raíz prefabricada de titanio que se coloca en el sitio donde hay ausencia de un diente, sustituyendo la raíz natural del mismo.
  1. Escáner dental:

Imagen tridimensional a tamaño real de la boca del paciente. Medimos las longitudes, volúmenes y densidades para poder elegir con exactitud el tamaño del implante sin dañar ninguna estructura anatómica y/o nerviosa. Es imprescindible para un buen diagnóstico. En Crooke & Laguna disponemos de un equipo radiológico de última generación para que le paciente no se tenga que desplazar a otro centro para estas pruebas diagnósticas.

  1. Fotografías intraorales y extraorales para estudiar el caso en profundidad y poder ver el espacio protésico y medir la estética que debemos alcanzar.
  1. Registros de modelos: para el estudio del espacio protésico
Es una técnica es sencilla y nada dolorosa. Cuando vamos a poner 1 ó 2 implantes es un procedimiento más corto y menos molesto que un realizar un empaste. No obstante, en el caso de pacientes que sufran mucha ansiedad o que van a realizarse una rehabilitación más compleja, se puede recurrir a la sedación consciente para que el paciente esté totalmente relajado durante la intervención.
Normalmente, una intervención dura entre 30 y 45 minutos, aunque depende de la extensión del área a tratar.
Realizando el mantenimiento adecuado, tanto en casa como en la clínica dental los implantes pueden durar para siempre. Sin embargo, igual que ocurre la periodontitis o “piorrea” en los dientes, los implantes pueden verse afectados por la periimplantitis, que puede hacer que se pierda e implante.
Puede ocurrir por distintos motivos que podemos agrupar en 3 grupos:

a)Factores relativos a la técnica quirúrgica: buena técnica, implante de calidad, refrigerado del hueso..

b)Factores relativos a la prótesis: calidad del material, ajuste, oclusión.

c)Factores relativos al paciente: enfermedades sistémicas (diabetes, inmunosupresión…), tabaco, mala higiene.

Cualquier persona puede llevarlo, exceptuando aquellos pacientes que padezcan enfermedades graves que les lleve a tener un sistema inmunitario muy débil, o pacientes que lleven más de 3 años en tratamiento con bifosfonatos (que se usan sobre todo en pacientes con osteoporosis por menopausia u otras enfermedades). En estos casos hay que realizar pruebas complementarias previas para ver si se puede realizar.
Sí, una vez terminado el tratamiento el paciente podrá comer con total normalidad y recuperará la seguridad que había perdido por la ausencia de dientes.
Depende, para un solo implante con 4-6 visitas en total es suficiente. Cuando es una rehabilitación total de la boca harán falta mayor número de visitas para ajustar perfectamente la función y estética de la boca.
Para realizar un puente fijo hay que tallar o rebajar los dientes contiguos a la zona del diente ausente. Esto, además de suponer una pérdida de esmalte innecesario, supone un riesgo de dañar el nervio del paciente (y consecuentemente tener que realizar la endodoncia del diente).

En los casos donde se han perdido una gran cantidad de piezas, sólo tenemos dos alternativas: la prótesis removibles (de quita y pon) o los implantes. Aquí, la ventaja de los implantes está clara, además de disponer de prótesis fija, conseguimos una mejor función masticatoria y una mejor estética.

Es importante señalar que al colocar implantes favorecemos el mantenimiento del hueso, sin embargo, cuando usamos puentes o prótesis removibles, ese hueso se va adelgazando con el paso del tiempo.

Implante unitario

Cuando nos falta un solo diente la mejor opción es siempre un implante dental, ya que así mantenemos el hueso, no tocamos los dientes adyacentes a la zona edéntula, y es más fácil de limpiar que un puente fijo.

implante dental unitario

Implantes dentales 2 o 3 piezas

En áreas donde faltan dos o más piezas, se pueden utilizar dos o más implantes para sustituir más de tres piezas. Dependiendo de la zona a rehabilitar y del tamaño de los implantes, hará falta colocar mayor o menor número de implantes.

Así, en las zonas anteriores (incisivos y caninos) podemos usar dos implantes para rehabilitar tres o cuatro dientes, pero en las zonas posteriores (molares), al ser la zona de máxima carga en la masticación, es preferible un mayor número de implantes (por ejemplo tres implantes para cuatro dientes o tres implantes para tres dientes), siempre teniendo en cuenta la longitud y el volumen óseo disponible.

puente implantes dentales

En áreas donde faltan más de dos piezas, se pueden utilizar dos o más implantes para sustituir más de tres piezas.

Rehabilitaciones orales

Son implantorretenidas e implantosoportadas, no ejercen presión sobre la encía. Es más cómodo para el paciente, aunque en los casos de grandes reabsorciones a veces se valora el realizar una estructura de quitar y poner para facilitar la higiene por parte del paciente.

Reh. Metal – Porcelana

Este tratamiento consiste en la colocación de 6 a 10 implantes, tanto para la arcada superior como para la inferior (ALL ON SIX/ALL ON SIX PLUS) De esta manera la prótesis definitiva, cuando sea posible, se hará por tramos para reducir tensiones y mejorar el reparto de fuerzas. Esta prótesis se realizará:

  • Mediante sistema (CAD/CAM) con una estructura interna de titanio o zirconio.
  • Realizada en tres tramos para evitar posibles tensiones.
  • Recubierto todo por porcelana, lo cual presenta la ventaja de no teñirse con el paso del tiempo, menor desgaste de la prótesis, mayor estética y mayor biocompatibilidad (es decir, los tejidos blandos toleran mejor este material que la resina).

Reh. Metal – Resina (Híbrida)

Este tratamiento consiste en la colocación de al menos 6 implantes para la arcada superior y de al menos 4 para la inferior (ALL ON FOUR/ALL ON FOUR PLUS)

La prótesis se realizará con una estructura interna de titanio y con dientes de resina. La ventaja que posee es que necesita un menor número de implantes. Está más indicada en la mandíbula que en el maxilar superior. Siempre tiene que llevar encía rosa además de los dientes, por lo que se reserva para los casos en los que no se enseña la encía al sonreír.

Sobredentadura

Consiste en la colocación de 2 implantes en la mandíbula o 4 en el maxilar superior que sirve para retener la prótesis de resina de quitar y poner. Es una prótesis implantorretenida pero mucosuportada, es decir se sigue apoyando sobre la encía.

Prótesis Híbrida sobre Barra Fresada

Es también removible pero lleva siempre un mínimo de 4 implantes unidos por una barra fresada por CAD CAM sobre la que se inserta una prótesis que no apoya en la encía

La duración de este tratamiento es de unos 5/6 meses para el maxilar superior y unos 3/4 meses para el maxilar inferior. Este periodo es aproximado.

El paciente tendrá dientes desde el comienzo del tratamiento, si es posible serán fijos.

El tratamiento se divide en las siguientes citas:

  1. Colocación de implantes y dientes temporales.
  2. Aproximadamente a los 10 días se le retiran los hilos de sutura y se revisan los dientes temporales.
  3. Hay que esperar un periodo de oseointegración de aproximadamente 2 meses para la parte inferior y 4 para la superior. Pasado ese tiempo, verificamos los implantes y tomamos impresiones para realizar una prótesis provisional fija. Esta prótesis, sirve por un lado para realizar una carga progresiva de los implantes y, por otro, para ir definiendo la estética que queremos conseguir en la prótesis definitiva (tamaño y forma de los dientes, color…). Además, se conserva como prótesis “de repuesto” por si en el futuro hay que hacer alguna reparación de la definitiva.
  4. La prótesis definitiva comenzará a elaborarse cuando tengamos la certeza de que todo va bien. La realización de esta prótesis conlleva al menos 2 pruebas para verificar el ajuste y la estética final y una cita más para colocar los dientes.

Nota: El tiempo para terminar el tratamiento dependerá del paciente y de las necesidades estéticas.

Al mes y a los 6 meses de colocar la prótesis definitiva llevaremos a cabo una revisión sin coste, en la que chequeamos oclusión, y realizaremos una higiene si fuese necesario.

Al año de haber terminad o se recomienda acudir a la visita de mantenimiento de encías y prótesis, donde se limpiará en profundidad la boca y se realizarán radiografías para controlar la estabilidad del hueso alrededor de los implantes. Estas visitas de mantenimiento , en todo paciente que porte implantes, deben realizarse cada 6 meses para asegurar la estabilidad del tratamiento y la detección precoz de posibles problemas.

Implantes en zona sin hueso

Qué son?

Como hemos dicho antes, un implante es una raíz prefabricada en titanio, que se coloca en el sitio donde hay ausencia de dientes. Sustituye a la raíz natural del diente. Consideramos implantes cortos a aquellos iguales o menores a 8 mm.

Cuando se utilizan?

Su uso esta condicionado a la anatomía del paciente, cuando por la reabsorción ósea no podemos colocar  implantes de tamaño regular (10 mm o más). Así podemos evitar injertos y posibles complicaciones, principalmente el daño de estructuras anatómicas sensibles (nervios, senos, etc..).

Ventajas:

  • Técnica quirúrgica de baja morbilidad
  • Rápida cicatrización ósea igual que con implantes de tamaño regular.
  • Reduce el tiempo y el coste de tratamiento al evitar los injertos óseos.

¿Qué son los implantes Zigomáticos?

Son unos implantes más largos de lo que se usa normalmente en boca (unos 45-55 mm frente a los 10-15 mm de los convencionales) y que se colocan igual que los implantes convencionales pero se anclan un poco más arriba, en el hueso zigomático. Normalmente es un tratamiento que se emplea en pacientes que han perdido o van a perder todos los dientes del maxilar superior.

¿Cuando está indicado utilizar implantes zigomáticos?

  • Reabsorción ósea severa del maxilar superior.
  • Normalmente en pacientes que llevan muchos años sin dientes.
  • Pacientes que han sufrido enfermedad periodontal agresiva.
  • Para evitar injertos óseos de otras zonas donantes.
  • Cuando el tiempo de recuperación y de tratamiento es importante.

Existen dos tipos de tratamientos:

  1. A) Paciente que aún tiene algo de hueso en la parte frontal del hueso maxilar: se colocan 4 implantes en la zona anterior del maxilar superior y 2 implantes zigomáticos en la zona posterior.
  2. B) Paciente que padece una reabsorción total del maxilarsuperior: se colocan 4 implanteszigomáticos, 2 en posición anterior y 2 más posteriores para unirlos todos.

Esta intervención se hace con anestesia local y sedación consciente. El anestesista acude a nuestra consulta, no requiere hospitalización. El paciente se encuentra despierto, muy relajado y el tiempo pasa más deprisa. Siempre se coloca una prótesis fija provisional anclada sobre los implantes recién colocados en un plazo de 24 horas tras la cirugía.

implantes cigomaticos

Cirugía por ordenador

La cirugía de implantes guiada por ordenador implica una planificación virtual del tratamiento a realizar. Éste se ejecuta de manera exacta en la boca del paciente gracias a una guía quirúrgica que nos indica la posición, angulación y profundidad de los implantes tal y como se ha planificado previamente en el ordenador. En algunos casos, al tener de antemano la posición de los implantes, podemos tener realizada también la prótesis provisional para la carga inmediata de dichos implantes. Así, el paciente se lleva los implantes y los dientes en un día y en menos de una hora.

La cirugía guiada está especialmente indicada para casos de rehabilitaciones totales en pacientes que ya han perdido sus dientes. También es recomendable en pacientes con alteraciones en la coagulación.

Las funciones de diagnóstico, planificación e implementación nos permiten el pleno control de los parámetros de tratamiento. De este modo, pueden seleccionar la posición de implante óptima. Las necesidades biomecánicas, funcionales y estéticas, así como la cantidad y calidad ósea en el lugar seleccionado, están totalmente integradas en el proceso de toma de decisiones.

Es el sistema más rápido y eficaz para realizar implantes dentales. Con esta técnica, realizar implantes es mucho más rápido y sencillo para el paciente, que no ha de sufrir un posoperatorio prolongado y que ve cómo en apenas 24 horas ya hace una vida normal sin molestias ni cicatrices.

Sin duda, una ventaja a la hora de decidirse por una intervención que, tan sólo provoca el rechazo en un 2% de los implantes colocados.

Procedimiento:

El dentista examina clínicamente al paciente y toma impresiones para modelos de estudio y guía radiológica.
Prueba de la guía radiológica y escaneado del paciente.
El doctor coloca los implantes virtualmente en la posición óptima.
Prefabricación de provisionales basados en implantes utilizando la plantilla quirúrgica.
Y en los casos indicados también la prótesis provisional fija sobre los implantes. No hace falta dar puntos de sutura.
Pruebas para la realización de la prótesis definitiva.
Si el paciente tiene una apertura bucal limitada, si hay infecciones en la zona próxima a trabajar o si hay que hacer aumento de tejidos blandos o duros, en cuyo caso es necesario levantar la encía.

Injertos óseos

En algunos casos, el hueso disponible para la colocación de implantes es insuficiente, bien sea porque ha pasado mucho tiempo desde la pérdida de los dientes, o bien sea por infecciones previas en la zona que hayan destruído el hueso. En esos casos tenemos que recurrir a la regeneración ósea guiada. Para ello recurrimos a xeno injertos (hueso de otras especies como vaca, cerdo o caballo) con membranas de colágeno que hacen de barrera para permitir la regeneración ósea, o bien a autoinjertos, tomando hueso del mismo paciente de otras zonas de la boca. De esta manera se puede recuperar parte del hueso perdido para permitir la colocación de implantes dentales.

En estos casos el tiempo requerido para el tratamiento se alarga unos 6 meses más con respecto al periodo convencional de tratamiento.

Consejos a la hora de ponerte implantes dentales

Es fundamental que el profesional que nos coloque los implantes dentales esté bien formado en esta especialidad, ya que es fundamental la colocación correcta tridimensional del implante, así como un adecuado manejo del hueso y la encía circundantes a los implantes dentales para que haya estabilidad a largo plazo. Además, es importante que la marca del implante esté avalada por estudios científicos, pase los controles pertinentes, y tenga una superficie tratada adecuadamente para favorecer la integración del implante.
Si hay problemas de gingivitis o periodontitis (piorrea) hay que realizar el tratamiento pertinente antes de la cirugía de implantes para evitar un traspaso de bacterias de los dientes a los implantes dentales.
La prótesis que soporta el implante debe ajustar perfectamente sobre la cabeza del implante, sin ranuras ni espacios que favorezcan la entrada de bacterias. Así mismo, debe ser de metales compatibles con el implante y con la encía y tener un alto pulido para evitar la contaminación. Igual que no todas las modistas cosen igual, no todos los técnicos de laboratorio reproducen igual la anatomía dental. Esto influye no sólo en la estética conseguida, sino también en la función masticatoria y en el éxito a largo plazo.
Todo paciente que lleve implantes dentalesse debe revisar cada 6 meses para comprobar que los tejidos blandos se mantienen bien, que no hay inflamación que pueda perjudicar a los implantes dentales, y hacer radiografías de control periódico para comprobar que se mantienen los niveles de hueso, y si no es así, actuar cuanto antes con medidas preventivas. Es importante saber que para limpiar los implantes hacen falta instrumentos especiales, de teflón o de titanio, que no rallen la superficie de dicho implante.
Si llevamos implantes dentales unitarios es más fácil, simplemente es importante que después del cepillado usemos hilo dental o cepillos interproximales. En los casos de rehabilitaciones se recomienda usar un irrigador de agua a presión y seda especial para puentes.