La primera visita al ortodoncista se debe realizar entre los 5-7 años. No más tarde, ya que ese es un momento ideal en el crecimiento para poder tratar ciertas malformaciones de los maxilares.

Con la ortopedia tratamos los problemas relacionados con el crecimiento de los huesos, por eso en ciertas maloclusiones es imprescindible iniciar el tratamiento en el periodo en el que el niño/a está creciendo,o sea,  desde los 5 años hasta los 18 como muy tarde. En estos casos, un diagnostico precoz es fundamental para conseguir unos buenos resultados.

La ortodoncia con brackets se suele realizar una vez que se han cambiado todos los dientes y sin límite de edad. Cada vez es más frecuente que se realice tratamiento ortodoncico en adultos. Hoy en día hay técnicas muy estéticas como los brackets cerámicos, los alineadores transparentes, la ortodoncia lingual (con brakets en la cara interna del diente).  Todo esto es algo que anima mucho a los adultos a alinearse sus dientes y conseguir la sonrisa que siempre han querido. Además al tener los dientes alineados facilitamos la higiene y mejoramos la masticación al trabajar los dientes en su eje correcto.

El tratamiento de ortodoncia suele durar entre 1.5 y 2 años.

Es importante mantener los resutados conseguidos una vez terminado el tratamiento, para lo que hay que colocar unos retenedores según lo indique el ortodoncista.

La ortodoncia nos permite posicionar los dientes en su sitio y asi conseguir una sonrisa bonita de manera conservadora para el diente y sin dañarlo.

Para comenzar un tratamiento de ortodoncia es necesario hacer un estudio previo y asegurarnos de que no hay problemas de encías que se puedan complicar con la ortodoncia. En el estudio ortodóncico hay que tomarle el paciente unas fotografías, modelos de su boca y radiografías. En Crooke & Laguna realizamos un estudio por ordenador que nos permita valorar de manera exacta el problema del paciente y así poder darle la mejor solución para él.