Entendemos por sedación consciente el estado en que, aun permaneciendo deprimido en nivel de conciencia, se preservan los reflejos protectores, se mantiene el control de la respiración y la respuesta a estímulos verbales o táctiles. El paciente conserva su habilidad de tener la vía aérea libre y existe respuesta a órdenes verbales, es decir, el paciente está tranquilo, no dormido.

¿Para qué se utiliza?

Mediante la sedación consciente se elimina la ansiedad o el miedo generado por la visita al dentista. Además, el paciente entra en un estado de relajación y somnolencia, pero sin perder la facultad de responder a las órdenes del odontólogo, ya que no se trata de una anestesia general.

En resumen, la presencia de un anestesista que realice una sedación consciente es la manera más confortable y segura de recibir su tratamiento dental, tanto para el paciente como para el odontólogo. Se administra por vía intravenosa, y se va dosificando según la duración del acto a realizar.

Una vez acabada la sesión, se administran otros fármacos que eliminan rápidamente los efectos de la sedación, de manera que el paciente pueda volver a su casa en perfecto estado, acompañado de un familiar o amigo.

¿Para qué pacientes esta indicado?

Está indicada en personas con miedo o fobia a los procedimientos dentales, en personas ansiosas o para todo aquel que quiera un grado de confort extra en su visita al dentista, sobre todo en procedimientos quirúrgicos.

También es una buena elección en pacientes médicamente comprometidos, con problemas cardiacos, hipertensión mal controlada o alguna otra enfermedad en la que se recomiende estar monitorizado. Es especialmente recomendable en tratamientos de larga duración, en los que en una única sesión de varias horas se realizan varios procedimientos, ya que así el paciente estará más tranquilo y el dentista trabajará más a gusto.

Por lo tanto, la sedación consciente está especialmente indicada en:

– Pacientes con MIEDO, FOBIA y/o ANSIEDAD

– Pacientes con DIENTES MUY SENSIBLES AL DOLOR

– Pacientes con POCA DISPONIBILIDAD DE TIEMPO

– Pacientes con PROBLEMAS MÉDICOS COMPLEJOS