La periodontitis o enfermedad de las encías puede originar espacios negros o troneras entre los dientes. Una manera sencilla de rejuvenecer la sonrisa es realizar reconstrucciones estéticas con composites, adaptadas siempre al caso de cada paciente.

Cuando una caries o fractura se presenta en un diente anterior tenemos que buscar la máxima estética a la hora de restaurarlo. No podemos utilizar los mismos composites que para restaurar una caries de un diente posterior, ya que en los molares lo más importante es la resistencia. 

Sin embargo, en los incisivos y caninos lo primordial es que ‘no se note’ y para ello el composite debe tener unas características de fluorescencia y pulido especiales. Tendremos que recurrir al empleo de maquillajes para darle textura al diente y de sistemas de pulido para conseguir alto brillo y evitar la tinción posterior de estos empastes a causa del tabaco, café, vino tinto, té, etc.

Con composites estéticos también podemos restaurar la estética del sector anterior confeccionando carillas. Este tratamiento es más rápido que las carillas de porcelana y requiere menos tallado, pero se tiñe más con los alimentos y tiene algunas limitaciones en rehabilitaciones extensas. También trabajamos con carillas de composites preformadas que se adaptan a la superficie dental y nos modifican el color o la forma del diente. Es una alternativa más económica a las carillas de porcelana.

Menú
Whatsapp